Como construir una empresa de 1 millón de dólares

Por Alan VanToai

-

Mucha gente conoce los peligros y riesgos de empezar tu propio negocio.

How to build a million dollar business

¿Y si la gente no usa tu producto? ¿Y si Google entra en tu mercado? ¿Qué hay de esas horribles estadísticas de probabilidad de fracaso? [1]

Desanima, ¿verdad?

Si tu objetivo es el éxito financiero parece que montar tu propia empresa no es la mejor manera de alcanzarlo.

Pero, ¿y si lo fuera realmente?

¿Y si pudieras desglosar un plan de negocios de manera que te diera la confianza de que tu empresa no será otro fracaso más que añadir a la estadística?

En 2011, cuando estaba trabajando en ventas en un puesto de 9 a 5, descubrí un video de David Heinemeier Hansson, el creador de Ruby on Rails y socio de Basecamp (anteriormente conocido como 37Signals).

En el video, David hace un increíble desglose de un modelo de negocio – ingresos por suscripción – convierte el objetivo de construir un negocio de un millón de dólares en una meta increíblemente alcanzable.

Esta es la fórmula:

Si puedes obtener de media $50/mes por cliente, tendrás unos ingresos de $1M/año cuando alcances 1.667 clientes.

¿Fácil? Para nada.

¿Demasiado bueno como para ser verdad? No lo creo.

Aunque parezca increíble… cuando descompones un número tan grande ($1.000.000) en componentes más pequeños, se convierte en un número sorprendentemente digerible.

Así que vamos a hacerlo.

$50/mes no es un gran número.

Asumiendo que puedes crear un producto o servicio que ingrese de media $50/mes por usuario (conocido como “ARPU, Average Revenue Per User” por sus siglas en inglés) ya tenemos la formula lista.

Para poner este número en perspectiva, ahora mismo promediamos $48/mes dentro de nuestra app para equipos de calle.

No es difícil imaginar varias formas de crear valor para el cliente que genere $50/mes de ingresos, desde clubs del “producto X del mes”, a webs de membresía o herramientas de suscripción.

Mirándolo desde el punto de vista empresarial, gastar $50/mes en un producto o servicio que les va a ayudar a ahorrar o ganar dinero no es mucho dinero para casi ninguna empresa.

¡1.667 clientes no es un mercado grande!

Si te concentras en generar ingresos y beneficios con un equipo pequeño, no tienes que construir el próximo Dropbox o Spotify para crear un buen negocio basado en suscripciones.

1.667 clientes es un mercado relativamente pequeño.

Para poner ese número en perspectiva, hay 40,000 restaurantes chinos en Estados Unidos.

Si creas un producto o servicio que sirva a restaurantes chinos en Estados Unidos por $50/mes y consiga una penetración de mercado de solamente un 4%, crearás un negocio multimillonario.

Y más aún…

Un mercado de 1.667 clientes comienza con 15 clientes.

En mis inicios, mi compañero y exitoso emprendedor SaaS John Campbell me ofreció un gran consejo. Me contó que 1.667 clientes es un gran objetivo, pero que no nos deberíamos centrar en ello cuando estuviéramos empezando. En lugar de ello, deberíamos descomponerlo de la siguiente forma:

Me contó que la mayoría de las startups que cuyo modelo de negocio es por suscripción mueren cuando tienen entre 0 y 15 clientes. Dentro de tus primeros 15 clientes está tu capacidad de construir un producto que la gente realmente use. Cuando estás empezando es el único momento en el que puedes olvidarte de tu gran objetivo de los 2.000 clientes. Preocúpate simplemente de conseguir los primeros 15.

Fue un consejo increíblemente liberador, nos hizo concentrarnos en el paso inmediatamente siguiente en lugar de preocuparnos demasiado sobre el futuro.

1 millón de dólares en ingresos es, a pesar de lo que algunas minorías pueden haberte hecho creer, mucho dinero.

Para mucha gente, obtener sólo una fracción de ese dinero les cambiaría la vida. Lo que si es cierto es que esta fórmula asume un objetivo de ingresos, lo cual no debe confundirse con beneficios netos.

Pero cada vez más, especialmente en el mundo del software de suscripción, unos gastos fijos bajos y unos minúsculos costes variables están colocando a estos dos números cada vez más cerca a uno del otro.

Digamos que tienes un cofundador, y juntos construís un producto que vendéis por $50/mes. Con sólo algo más de 400 clientes (¡sólo un 1% de los restaurantes chinos!) tu pequeño negocio generará $250.000 en ingresos anuales, y tú y tu cofundador podríais muy probablemente llevaros 6 cifras de beneficios cada uno.

Sin mencionar que estarás construyendo un activo que tiene un valor de venta que consiste en un múltiplo de tus ingresos anuales.

Esas son grandes ganancias, y un gran punto de partida.

Una vez que descompuse esos cálculos, no lo pensé dos veces.

Estaba seguro de que podíamos crear un producto que crease un valor de $50/mes para nuestros clientes.

Estaba seguro de que podíamos crear un producto que, para empezar, 15 clientes encontrarían útil (y en algún momento, 100, 500, 1000…).

Y, lo más importante, eché un vistazo a mi mediocre salario de $40.000/año y supe que podía superarlo.

Este simple desglose me dio la confianza para dar el salto a empezar mi propio negocio, y la concentración que necesitaba para mantener la paciencia una vez que hubiéramos empezado.

Esto no lo vas a oír a menudo…

Si esto es tan simple y claro, ¿por qué no se utiliza esta fórmula más a menudo?

¿Por qué aquellos que se supone que se dedican a apoyar a startups y emprendedores – inversores, aceleradores y prensa tecnológica – no alientan a jóvenes emprendedores a perseguir negocios de 1 millón de dólares?

Esta humilde ambición de alcanzar 1 millón de dólares, mientras que es un buen objetivo financiero para muchos de nosotros, no es lo que inversores, aceleradores o la prensa tecnológica está buscando.

No es su modelo de negocio.

Cuando invierten, saben que la MAYORÍA de las empresas de su cartera no generarán ningún rendimiento.

Esperan que sólo con unas pocas podrán recuperar su inversión o generarán rendimientos modestos.

Y tienen la esperanza de que una o dos de sus inversiones tendrá un éxito arrollador. Un rendimiento que multiplique por 50 o 100 veces la inversión realizada con valuaciones de miles de millones de dólares.

Las grandes ganancias, en teoría, cubren todas las pérdidas. Por eso mismo, quieren que aspires demasiado alto, incluso aunque te conformes con una cifra relativamente segura de 1 millón.

¿Y la prensa tecnológica? No vas a oír o leer nada sobre estas empresas de 1 millón de dólares anuales, porque no hay mucho sobre lo que hablar o escribir.

No hay grandes eventos que publicitar. No hay grandes inversiones, no hay gigantescas adquisiciones por parte de Facebook ni salidas a bolsa.

Mientras que un negocio de un millón de dólares puede cambiar tu vida y cambiar el juego entre tus clientes, no necesariamente va a convertirse en una historia que la prensa tecnológica pueda recoger.

Por eso no se oye nada sobre esas empresas.

Piénsalo.

A pesar de lo que acabo de decir sobre inversores, aceleradores y prensa tecnológica, no hay motivos para odiarlos.

Al contrario, los admiro profundamente y los respeto, e incluso aspiro a ser uno de ellos en el futuro.

A lo que me refiero y lo que quiero dejar claro es que no es el mismo juego.

Por lo que si eres joven, y vas a emprender por primera vez, es importante que entiendas que lo que para ti y para mí sería un éxito (por ejemplo – ganar más del doble del precio de mercado de tu salario con $250k/año, o en tus propios términos) no es un éxito para ellos.

No te dejes atrapar por la trampa de pensar que seguir el camino de aceleradores, grandes inversiones, titulares en TechCrunch y una gran adquisición es la única forma de emprender.

Para mucha gente, hay formas mejores de apostar.

En lugar de preocuparte por todo eso, simplemente piensa:

¿Qué producto de suscripción puede crear $50/mes para 15 clientes? ***

[1] Al final resulta que toda esas estadísticas de fracaso son mentira.

Lee el artículo original en:

http://www.crewlab.net/how-to-build-a-million-dollar-business/

 



Leave a Reply